OTTO consigue 29 millones para desarrollar sus robots AMR

OTTO consigue 29 millones para desarrollar sus robots AMR

El sector de la logística es una de las industrias que menos está padeciendo las secuelas de la pandemia. La demanda de automatizar almacenes y centros logísticos continúa siendo una de las prioridades de las empresas. Una prueba incuestionable son las importantes financiaciones que hace poco se ha entregado a Locus Robotics y ahora Otto Motors. Con ello quieren resistir con seguridades la etapa de crecimiento prevista en el resto de los mercados internacionales.

Otto Motors es una parte del fabricante de robots móviles Clearpath Robotics Inc, un desarrollador de robots móviles inteligentes con los que intenta proporcionar a las empresas de una herramienta versátil, seguro y sobre todo rentable. Apremia ampliar la fabricación de los almacenes inteligentes para los sectores de la Industria 4.0, ya que Deloitte ya en 2018 señalo en un informe que, simplemente en EEUU para 2028, iba a haber una necesidad de casi tres millones de puestos.

Productividad, eficiencia, retorno rápido de las inversiones… son solo algunas de las ventajas que tienen los robots AMR con los que OTTO anhela dominar el sector de la intralogística. Hasta la fecha el 70 % de las empresas que han integrado sus robots corresponden a Fortune Global 500. General Electrics, Toyota y Nestle son varias de las grandes empresas que están automatizado sus almacenes por medio de sus aplicaciones inteligentes. 

En un mercado globalizado y tan competitivo que nos encontramos, hay potentes alternativas con las que OTTO deberá lidiar en los años venideros, como son MIR y Locus Robotic, quien hace poco recaudó 41 millones de dólares de fondos de inversión.

A pesar de ello OTTO afronta este reto con mayor garantía, puesto que han hecho público que acaban de recaudar casi 30 millones de dólares de Serie C. Esta inyección de capital se halla entre los 83 millones de dólares que hasta la fecha ha obtenido la empresa de robótica con capital de inversores.

Es un estímulo tranquilizador para un ámbito como el de la robótica industrial que ve desde hace unos años como se están frenando las inversiones en la Automatización Industrial.

OTTO Motors ha visto una crecida de la demanda de pedidos de empresas pertenecientes al sector alimentario, farmacéutico y de bebidas a causa de la pandemia.