El nuevo compañero del sector sanitario frente al coronavirus se llama Moxi

El nuevo compañero del sector sanitario frente al coronavirus se llama Moxi

Automatizar algunos procesos en el sector sanitario es una necesidad importante, tal y como se está viendo en la crisis del coronavirus que nos acecha. El personal médico está ejerciendo bajo estrés, con jornadas interminables y lo que es peor aún, en España el 10% de los infectados por el Covid-19 pertenecen al equipo sanitario.

Os mostramos a Diligent Robotics, una compañía de robótica que está terminando el diseño de un robot que pretende ser el ayudante perfecto dentro de un centro de salud.

El robot se llama Moxi y exactamente ha sido creado para realizar de modo autónoma funciones de transporte y entrega de instrumentos que libren la carga de labores de las enfermeras.

Diligent Robotics es una ingeniería de robótica estadounidense con sede en la ciudad de Austin, en Texas. Fue creada en 2017 por Vivian Chu y Andrea Thomaz, las cuales trabajan de consejeras delegadas en la actualidad. Desde el principio se han concentrado en la creación de soluciones inteligentes para centros sanitarios, como son los robots colaborativos o sistemas de manipulación móvil.

El objetivo primordial es facilitar sistemas que dejen optimizar el tiempo de las enfermeras y de los auxiliares clínicos. Para conseguirlo requieren realizar equipos de trabajo en los que participen personas y cobots. En verdad, es una apuesta por dar una opción que les libre del trabajo pesado y monótono, de forma que les deja a los sanitarios utilizar su tiempo en las tareas que produzcan más valor a su trabajo.

El autómata resalta por ser colaborativo, capaz de funcionar en entornos rodeado de humanos y absolutamente autónomo. Moxi incorpora un programa de IA compuesto por algoritmos preparados por medio de Machine Learning. Gracias al sistema, aprende a sujetar y a emplear objetos nuevos en distintas circunstancias.

Cuenta con una base móvil que pertenece a la empresa Feth Robotics. Para sujetar las piezas utiliza un brazo robótico realizado por Kinova y contiene en su extremo de una pinza para robot de dos garras producido por Robotiq.

Algo esencial para poner en el mercado a Moxi era conseguir una financiación lo adecuadamente grande para comenzar su construcción. Y por suerte lo han logrado. A finales del 2019 consiguieron 3 millones de dólares de DNX Ventures. No obstante, hace una semana Diligent Robotics ha informado que han logrado alcanzar la ansiada cifra de 10 millones de dólares. Naturalmente es una enorme inversión que acelerará la venta de su invento.